Mejores Prácticas

Cada propietario e inquilino tiene la responsabilidad de administrar las aguas pluviales en su propiedad.

Los líquidos o materiales pueden transportarse mediante la lluvia, el agua suministrada localmente (es decir, rociadores) o el viento a una calle, cuneta, estacionamiento o desagüe pluvial. Si se aplica en exceso, se derrama o se elimina de manera incorrecta, los componentes como bacterias, sedimentos, nutrientes, materia orgánica, tensioactivos, desinfectantes y sólidos en suspensión pueden ser dañinos para la calidad del agua y los hábitats de los arroyos.

Es importante seguir las mejores prácticas de gestión (BMP) para cualquier actividad que pueda hacer que el agua se vaya por un desagüe pluvial. Los cambios simples tienen un gran impacto.

#OURSTOPROTECT

Instagram imagen
Instagram imagen
Instagram imagen
Instagram imagen
¿Has visto esto en tu vecindario?